La creatividad es importante en la medida en que nos permite resolver los problemas y nos proporciona placer a través de nuestra propia expresividad. Es por ello que todos y todas tendríamos que plantearnos si hemos desarrollado esta capacidad, si podemos desarrollarla un poco más y, si somos padres o profesores/as, cómo podríamos ayudar a nuestros hijos/as o alumnos/as a desarrollarla.

 

Claves para desarrollar la creatividad

Los aspectos clave para desarrollar la creatividad tienen que ver con la toma de conciencia de este capacidad, el estudio de un área de conocimiento, la libertad interior y el pensamiento lateral. A continuación detallo cada uno de estos aspectos:

 

Creer que tienes potencial creativo y puedes desarrollarlo.

Crear requiere de cierta libertad para iniciar el proceso y si estamos preocupados por lo que pensarán otras personas o creemos que la creatividad sólo es propiedad de algunos, será difícil plantearse retos, proponer alternativas e investigar posibilidades.

¿Cómo? Pensando que eres capaz de realizar algo creativo y teniendo claro que los errores y fracasos son la primera fase del desarrollo de la creatividad.

“A los grandes genios no se les recuerda por sus primeros trabajos ni por sus malos trabajos, que también los tienen, sino por lo lejos que llegaron con algunas de sus ideas” (Vecina Jiménez, 2006: 37).

 

 

Identificar la facultad creativa innata.

Porque la creatividad es una potencialidad que se encuentra en situación de ser desarrollada (Valcárcel, 1997). Según Csikszentmihalyi (1996), la capacidad para descubrir lo que uno puede hacer bien, y disfrutar haciéndolo, es el sello de las personas creativas.

Así mismo, Torrance (1988) señala que la esencia de la persona creativa es estar enamorada de lo que hace. Este amor hace posible que se den otras características como son el coraje, la honestidad, perseverancia, curiosidad, independencia de pensamientos y juicios, deseos de correr riesgos, etc.

¿Cómo? explorando nuestros gustos, habilidades y viviendo experiencias diferentes (pintar, viajar, escribir, leer, bailar, hacer deporte, etc).

 

 

Estudiar ese campo con curiosidad e interés.

La creatividad surge a partir de la asociación de ideas acumuladas en nuestro cerebro, por ello es imprescindible almacenar gran cantidad de conocimientos sobre el área en cuestión.

¿Cómo?  Por ejemplo, a través de la lectura, la formación y la participación en actividades.

 

 

Desarrollar la iniciativa personal, a través de la espontaneidad, la curiosidad y la autonomía.

¿Cómo?

  • actuando de acuerdo con el propio criterio y confiando en uno mismo,
  • investigando situaciones, ambientes, espacios, problemas
  • tomando decisiones y resolviendo problemas

 

 

Ejercitar el pensamiento divergente, es decir, la habilidad para tomar diferentes direcciones al enfrentar un problema.

Para ello se requiere fomentar la fluidez de ideas, la flexibilidad de pensamiento y la originalidad.

¿Cómo? Algunas actividades son:

  • Enumerar el mayor número de ideas posibles relacionadas con un cuadro, una fotografía, un cuento, etc. (fluidez)
  • Buscar distintas alternativas de resolver un problema o contemplar un mismo acontecimiento de formas diferentes. (flexibilidad)
  • Mejorar diseños cotidianos, reutilizar objetos del hogar para otros fines, etc.

Save