Aprender a ser valiente supone adquirir los mecanismos necesarios para enfrentarse a los problemas. Estos mecanismos se basan en el desarrollo de dos puntos fundamentales:

 Realizar interpretaciones positivas sobre uno mismoCuando sentimos miedo pueden surgir en nuestra mente ideas negativas sobre cómo somos y sobre las consecuencias del problema. Esto aumenta la ansiedad. Por ello es importante identificar el pensamiento negativo que nos incapacita para actuar y/o la interpretación errónea que hacemos del suceso. Al identificarlo y cambiarlo por uno más ajustado, la ansiedad se va, es decir, el miedo se reduce y, en consecuencia, podemos decidir y actuar (Auger, L. 1993).

Aumentar las fortalezas. Según José Antonio Marina (pág.: 132):

“Para aumentar la valentía de una persona, debemos ampliar sus fortalezas y disminuir sus miedos”.

Las fortalezas, según la RAE, son aquellas cualidades que nos aportan fuerza y vigor. Estas son las siguientes: criterio propio, constancia, actitud activa, respeto por uno mismo y experiencias de éxito.

a

A continuación os planteo una actividad para trabajar estas ideas.

Objetivo: Fomentar el aprendizaje de la valentía.

Descripción: Leer el diario de un chico de 16 años y responder a unas preguntas para reflexionar sobre sus miedos, sus pensamientos negativos y sus fortalezas. 

 

Preguntas:

  1. ¿A qué tiene miedo Álvaro? (miedo al compromiso, al fracaso, a la autoridad, a la opinión de los demás, al rechazo, …)
  2. ¿Cuál es su comportamiento frente al problema? (piensa por él mismo, persiste en sus metas, abandona sus objetivos, cree las opiniones de los demás por encima de las suyas, etc.)
  3. ¿Qué ideas erróneas y negativas tiene Álvaro sobre sí mismo?
  4. ¿Es coherente el concepto que tiene de sí mismo con la realidad?
  5. ¿Qué error está cometiendo el padre?

 


 

Respuestas

Álvaro desiste en su deseo de estudiar decoración y moda por varios motivos:

  • Tiene miedo al fracaso porque cree que si se equivoca, las consecuencias serán catastróficas.
  • Tiene miedo a la opinión de los demás, en este caso a la de su padre, porque piensa que no podrá soportarlo.
  • El concepto que tiene sobre él mismo no es realista, sino negativo “soy torpe en muchas cosas”. Nadie es torpe en muchas cosas.
  • Su visión negativa de él mismo le impide ver las habilidades que tiene.
  • Su padre lo presiona y le transmite una visión negativa del futuro y de él mismo.

Conclusiones

Álvaro ha de realizar una interpretación positiva de sí mismo y ajustada de la realidad: “se me da bien la moda y podría intentar estudiarlo. Si me equivoco, no pasa nada porque con los errores también aprenderé”.

Para afrontar los miedos que tiene ha de mantenerse firme en sus deseos y aguantar el malestar que le supone el enfado de su padre. De esta manera, se dará cuenta de que no es una catástrofe. Así, podrá desarrollar su propio criterio y ver con claridad sus cualidades.

Por último, ha de tener más experiencias de éxito en su día a día con la moda y la decoración. Así, su motivación intrínseca aumentará y, en consecuencia, su fuerza interior también.

Save

Save